sábado, noviembre 22, 2008

Atavismo y la Horda


Por las estepas como en su día el Húngaro Atila, cabalga la horda arrasando todo a su paso. Tocan las campanas a rebato, hay que salvar a la inocente doncella Repsol antes de que Lukoil -lo de oil suena sospechosamente occidental, Rosneft hubiese sonado mucho más amenazador- decía inocente doncella de la que ultimamente ya no se menciona su primer apellido YPF. O sea, cámbiese la estepa por la pampa y resulta que nadie es inocente.

Occidente y su casino no pueden estar más desprestigiados. Todo lo que hicimos tragar en su día en nombre del liberalismo económico a otros países que terminaron arruinados por la rapacidad liberal ahora nos lo devuelven, y se oyen barbaridades como en las noticias de Canal Sur -aunque de Tele Botijo se puede esperar cualquier cosa- como es la indignación de los liberales que tanto alababan las virtudes del libre mercado, ante el comportamiento rapaz de la empresa 'soviética' (sic) Lukoil. Esto en un canal de TV público, y en un país en que para expulsar una flatulencia como es debido se exige el correspondiente título, certificado, compulsado y oposición. Olé.

1 comentario:

Cris Guerra dijo...

que grueso la verdad... me recuerda una vez, cuando unos paises colonizaron a otros y luego algunos de esos otros aprendieron y a su vez colonizaron a unos cuantos mas, a Filipinas, Puerto Rico, Corea y Manchuria por ejemplo.

Ahora son empresas de paises que aprendieron de rapacidades.