jueves, marzo 20, 2008

Hoy Jueves Santo


Hoy es el día del Holocausto en todos los significados del término. El hijo de Dios se sacrifica por amor, el fuego consume hasta las cenizas a inocentes en muchas partes del mundo, y se cumple el quinto aniversario de la gran matanza que no tiene visos de terminar nunca, o por lo menos en cien años como promete el candidato a sucesor del emperador.


El cambio de estación se deja sentir con más intensidad este año, y el tiempo llora por los inocentes que sucumben frente a las pasiones desbordadas de dirigentes inicuos.


Es imposible no ser pesimista y sentirse no más que una cabeza de rebaño, parte de una recua cuando oímos a nuestros dirigentes decir que esta orgía de dolor y destrucción vale la pena, está justificada, tenía que hacerse. Nos lo dicen a pesar de todo lo que ya sabemos, y no pasa nada, no puede pasar nada, ellos lo saben. Pasearé por la playa y reflexionaré, porque el emperador imbécil no sabía que al quinto año la misión no solo estaría inconclusa, sino que coincidiría con el Jueves Santo.

2 comentarios:

César dijo...

Todavía sigo flipando desde que leí las últimas declaraciones de José Mª Aznar. No esperaba que rectificase, por supuesto; pero tampoco, a estas alturas y estando retirado, que insistiese públicamente en los beneficios de la cruzada contra Irak. Su puesta en escena actual resulta menos explicable que la de Bush. Después de todo, los americanos están atrapados en su propia ratonera ... como de costumbre.

Por cierto, preciosas las imágenes.

zbelnu dijo...

Pero desde qué lugar del mundo escribes? Y tu pasión rusa?