lunes, abril 07, 2008

De Vuelta a Casa


Al borde del camino
te vi pasar

sin mediar palabra

vi tu carga

tan pesada y fría

como la mía.


Se cruzaron nuestros ojos

y nos reconocimos

el uno en el otro

en el exilio los dos

aunque a miles de kilómetros

hemos estado juntos

siempre

y nos hemos visto

solo un segundo,

al otro lado del mundo.





Pensaba escribir sobre cómo todavía me las apañé para disparar y revelar un carrete en blanco y negro este invierno pasado. Pero he visto la imagen del que volvió a casa después de pasar casi toda una vida muy lejos de ella -algo con lo que me puedo identificar- y esto es lo que ha salido. Pongo el puente de Rybinsk sobre el Volga, porque siguiendo el hilo de la disquisición, es preferible un puente que un desfiladero cuando uno va cargado.

Las otras dos son de un paseo matinal -una mañana muy fría todo sea dicho- por Yaroslavl, la iglesia de Juan el Antecesor -o Bautista, aunque la otra es literal- una iglesia muy curiosa al lado de la cual construyeron una central térmica, como para reafirmar que el calor terrenal es mucho más necesario que el celestial, ¿o acaso no lo es?.

La otra es la fábrica Libertad Proletaria, no muy lejos de la central térmica, y de la Iglesia de San Juan Bautista.

4 comentarios:

César dijo...

Me ha hecho gracia contemplar tu fotografía del puente. Según recuerdo ahora, la misma perspectiva con que la tomaste es casi idéntica a la de cierta postal que me envió tiempo atrás un conocido de Danilov.

Saludos.

Chris Warfield dijo...

pero que paisajes increibles... la foto rural con la preciosa iglesia de mandera y las fotos del mastodonico y quinquenal esfuerzo industrial sovietico. Impresionante.

Anónimo dijo...

Se agradece de antemano la excelente información fotográfica de la Iglesia de San Juan Bautista,tomare prestada una de las tomas para pintarla,un fraternal saludo Pantxo.
Juan.

AlaskaSteve dijo...

Great phots as always Pantxo.

Steve