viernes, agosto 08, 2008

Occidente, el Fin



Todos los días son históricos ya que siempre pasa algo, pero algunos lo son más. Hoy ocho de Agosto del ocho hemos presenciado el increíble espectáculo de la inauguración olímpica. Reafirmando su pasado, China reclama el futuro, y occidente se lo sirve en bandeja.

No hay más que ver la actitud del caligulilla que nos rige. Antes de ir a presenciar la inauguración, prepara una conspiración en el Cáucaso con su testaferro de turno, conspiración tan transparente que da vergüenza, y hasta risa daría de no ser por los trágicos resultados que cada maniobra del tarado de Yale produce, miles de muertos.


En el avión que le conduce a los juegos, desde la altura del Olimpo reservado a los dioses, da lecciones de moral a su anfitrión, el mentiroso masivo y fundador del Gulag guantanamero habla de derechos humanos.

Y para seguir metiendo el dedo en el ojo de quien le ha invitado, el abanderado de su delegación deportiva es de origen sudanés, cuánta preocupación por los desheredados de la tierra, sobre todo cuando le venden el petróleo a otro.

Esta fecha quedará para la historia. Rusia reclamando su sitio natural en Europa, es rechazada. Europa, un trapo azul que un autócrata del Cáucaso pone a su espalda el día que lanza un ataque contra la población civil que quiere que vuelva a casa, -con esa invitación no creo que ocurra pronto- mientras aparece en televisión pidiendo ayuda después de agredir. Y Rusia, sin salida posible, no hay occidente para ella, y oriente ha anunciado su era, su poderío y su aplastante superioridad numérica. Sesenta mil figurantes para el espectáculo en el que anuncian su victoria.

A esta hora los combates continúan en Osetia, tierra de los Alanos y una de las posibles etimologías -a través del griego- de Asia, osi, osetio. Pues hoy en Osetia el cetro es para el centro de Asia, China.

3 comentarios:

César dijo...

Se podría decir más alto; incluso en Ruso [xD]. Pero no se puede decir mejor.

Chris "Tokoloshe" Warfield dijo...

Bien dicho!!!

Anónimo dijo...

Mi querido Pantxo hoy por fin he leí todo lo que has escrito aquí. Eres un hombre con tanto talento que realmente es un honor ser tu amiga. Cuando veo las fotos y tus entradas de Nicaragua siento nostalgia pero a la vez se que vivimos en un presente donde hay tanto que documentar que me inspiras. Un abrazo fuerte, fuerte porque te extraño mucho en mi vida.