jueves, marzo 15, 2007

Subir al Calvario


Se necesita perspectiva, o sea que pase el tiempo, para ver como todo se repite, aunque con otros actores y tiempos. El fondo no cambia. La iglesia reprende a los mismos, a los que viven el cristianismo de manera directa, lejos de banquetes, intrigas y como dice la canción de Blades que ya he citado en algún otro sitio, lejos de los sueños de aire acondicionado.

Mucho está pasando en América Latina. Y la iglesia sigue el guión. Los que viven las convulsiones en primera fila, cumpliendo con su conciencia cristiana. Los de las oficinas alineándose con quien deben, con el imperio. Un actor más se suma de manera abierta. Veremos esta ronda en qué termina.

De momento se quiere silenciar a los herederos de los mártires centroamericanos. En el sitio de la Universidad Centroamericana de el Salvador hay materiales, de ellos extraigo estas líneas:

Es triunfo macabro de Occidente el que ya no se hable de injusticia ni de la necesidad de justicia. Se hablará de pobreza, guerras y terrorismo, pero no de injusticia. Y por lo que toca a la justicia dicen unos que “no es necesario hacerlo en tiempo de globalización, pues la solidaridad es suficiente”. La conclusión es clara: no se hable de injusticia y justicia. Y más clara es la razón: hablar de ello es una bofetada al mundo de hoy, el que se tiene por democrático, nada terrorista y globalizado. Y tienen toda la razón: es una bofetada.
Jon Sobrino.

PS. Espero que quien ha inspirado esta nota vea la imagen de la subida al Calvario de Las Vera Paces, a él y los suyos va dedicada con todo mi respeto y cariño. Y con esta nota creo haber cumplido por este mes. Vale la pena parar y reflexionar un poco. Saludos a todos.

1 comentario:

Juan dijo...

"Quizá hayáis oído hablar de la montaña sagrada.Es la montaña más alta de este mundo.Si alcanzas su cima,te invadirá un solo deseo:bajar y vivir con los que habitan en lo más recóndito del valle.Por eso la llamaron montaña sagrada".(G.Jalil Gibrán).